Entradas

¿Hay algún gasto deducible derivado del arrendamiento de inmuebles?

Si eres propietario de un inmueble que destinas al arrendamiento, sabrás que los ingresos que generas por ese arrendamiento producen un aumento de tus rentas que, como contribuyente del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas –IRPF – deberás incluir en tu declaración de la renta como rendimiento del capital inmobiliario.

Evidentemente, estos ingresos suponen un aumento de la tributación pero, aparte de computar los ingresos, ¿se pueden computar gastos? Y lo más importante, ¿qué gastos?

¿Qué gastos puedo incluir?

A grandes rasgos, los gastos que puedes deducir de los ingresos que obtienes por el arrendamiento de un inmueble, para la determinación del rendimiento neto del capital inmobiliario, se pueden desglosar en tres grupos, recogidos en el artículo 23 de la Ley del IRPFLey 35/2006, de 28 de noviembre -y en los artículos 13 y 14 del Reglamento del IRPFReal Decreto 429/2007, de 30 de marzo – y son los siguientes:

  • Gastos necesarios para la obtención del rendimiento: se trata de los gastos que son imprescindibles para poder arrendar el inmueble, tales como los relativos a la conservación y reparación del bien, así como los intereses o gastos de financiación.
  • Otros gastos necesarios: además de los anteriores, existen otros gastos que son necesarios para que el inmueble pueda arrendarse, en este apartado se incluyen los tributos -como por ejemplo el IBI o la tasa de basura-, saldos de dudoso cobro, primas de contrato, suministros o los gastos ocasionados por la formalización del propio contrato de arrendamiento.
  • Cantidades destinadas a la amortización: la amortización del inmueble se obtiene aplicando el 3% al valor catastral del mismo, o bien al valor de adquisición; se toma el mayor entre ambos valores. Esto quiere decir que si tenemos un valor de adquisición de 50.000 euros, y un valor catastral de 49.000 euros, la amortización será el 3% del valor de adquisición. Si, por el contrario, tenemos un valor de adquisición de 60.000 euros y un valor catastral de 70.000 euros, la amortización será el 3% del valor catastral.

Como ves, son muy variados los gastos que puedes computar a la hora de calcular el rendimiento neto del capital inmobiliario que has obtenido durante el año. No obstante, has de tener en cuenta que la deducción de gastos se hará de forma proporcional a los meses en los que el inmueble genera ingresos por el alquiler.

¿Tributan las ventas entre particulares por internet?

Si estas navidades tu cuñado, que tiene cuarenta años de experiencia en todo, te ha hecho un regalo absurdo, seguro que estás pensando en venderlo a través de plataformas como Wallapop, eBay, o Milanuncios. Si ese es tu caso, y cómo habrá leído últimamente en diversos medios, dicha venta está sujeta al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, conocido por sus siglas ITP.

Aunque te parezca que Hacienda te está haciendo una jugarreta, como ya te contamos en el tema de las loterías lo único que está haciendo es aplicar la Ley del propio impuesto. Este impuesto es conocido por la compra-venta entre particulares de vehículos y viviendas de segunda mano. Por tanto, si lo piensas bien, tiene sentido -sea justo o no- que las operaciones de compra-venta entre particulares realizadas a través de Internet tributen por este impuesto.

¿Podría estar sujeto a IVA?

El IVA tiene carácter preponderante y excluyente sobre el Impuesto de Transmisiones, con lo cual, habrá primero que definir o no si es de aplicación el IVA o en su defecto, la modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas del ITPAJD.

El artículo 4 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, nos define y regula el hecho imponible:
“Uno. Estarán sujetas al Impuesto las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas en el ámbito espacial del Impuesto por empresarios o profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional, incluso si se efectúan en favor de los propios socios, asociados, miembros o partícipes de las entidades que las realicen.»

Consulta Vinculante

La Ley y la Dirección General de Tributos son claros: y así lo recoge en una consulta vinculante a la Dirección General de Tributos (V2170-17) las compra-ventas de bienes de segunda mano entre particulares, sean online o no, tributan por ITP a un tipo impositivo del 4% y el sujeto pasivo, es decir, el obligado a liquidar el impuesto, es el comprador, pero ten cuidado con convertirte en responsable.

En dicha consulta por tanto, la Dirección General de Tributos nos aclara que el IVA grava operaciones empresariales, con lo que «en consecuencia, no estará sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido la venta de objetos y enseres personales y familiares si se produce al margen y con independencia de la realización de una actividad empresarial o profesional.» Respecto al ITPAJD, «si se entiende que la venta de objetos usados la realizan como particulares y no como empresarios ni profesionales en el ejercicio de su actividad, como operación no sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido, debe considerarse, en todo caso, como transmisión gravada por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales. Debiéndose liquidar por el adquirente, en base al valor real de los bienes y en función del tipo de gravamen que corresponda a la clase de bien que se transmite. Este tipo se fija para los bienes muebles en la actualidad, en un 4 %.»

Ahora que ya sabes más que tu cuñado, y como dice el famoso anuncio publicitario de Wallapop… “Si no lo usas, ¡Véndelo!”.

 

Qué debes hacer si te toca la lotería (tributariamente)

Llegan las fiestas navideñas y nuestro alrededor se llena de sorteos de cestas de Navidad y, como no, de la Lotería de Navidad. Se calcula que cada español gastará una media de 46 euros en Lotería de Navidad, porque… “¿Y si cae aquí?”.

Está claro que cuando uno participa en un sorteo, del tipo que sea, lo hace con la ilusión de ganar un suculento premio. No obstante, y tal como se ha dado a conocer en varios medios en los últimos días, el desconocimiento acerca de las leyes tributarias ha hecho que, en ocasiones, el premio haya resultado un calvario para el afortunado.

Además, se ha publicado que si eres premiado con una cesta de productos navideños, tendrás que pagar impuestos a la Administración Tributaria. Esto no es nada nuevo, otro tema es que nunca lo hayamos hecho.

Participes en el sorteo que participes, si resultas premiados tienes que saber que tienes obligaciones que cumplir y que te detallamos en este artículo.

Premios tipo Lotería

Qué debes hacer si te toca la lotería (tributariamente)

Premios derivados de Loterías y Apuestas del Estado, Cruz Roja Española, Once, y sus análogos dentro de la Unión Europea. Si el importe del premio es inferior a 2.500 euros, por regla general, está exento (habría que tener en cuenta el importe de la apuesta). Por su parte; si el premio excede de la mencionada cantidad, el tipo de gravamen será del 20% .

De este modo, si has obtenido un premio de 10.000 euros, los primeros 2.500 euros están exentos, pero los 7.500 euros restantes tributarán al 20%.

En estos casos, lo habitual es que sea la propia entidad que organiza el sorteo practique la retención, por lo que no tendrás que realizar una autoliquidación exclusivamente por este concepto.

Premios tipo concursos o rifas

Premios derivados de la participación en juegos, concursos, rifas o combinaciones aleatorias. Es en este apartado donde tienen cabida las famosas cestas de Navidad. Si el importe del premio es inferior a 300 euros, está exento de tributación. También gozan de exención los premios derivados de bingos, casinos, boletos y máquinas recreativas. En este caso, debemos diferenciar cuando se trata de premios en metálico y premios en especie:

  • Metálico: el tratamiento es similar al de los premios de Loterías, salvo que en este caso el importe exento es de 300 euros.
  • Especie: en este caso se distinguen dos situaciones:
    • Que el premiado haya soportado la retención: en este caso, la base estará formada por el valor del premio.
    • Que el pagador haya soportado la retención: en cuyo caso habrá que incrementar en un 20% el valor del premio para obtener la base.

Por último, indicar que a efectos de la declaración de la renta (IRPF), son ganancias patrimoniales, que se incluyen en la base imponible general.

Espero que con este artículo pierdas miedo a ser el ganador y que, si en los próximos días eres de los afortunados que gana un premio, disfrutes de él, porque ganar siempre es bueno, aunque nos toque compartir con Hacienda.

¿Y si te toca la lotería?

¿Por qué Hacienda no me ha devuelto todavía?

«Acabó el plazo para presentar la declaración de la renta el pasado 30 de Junio, hace ya 5 meses, me salió a devolver pero…aún no lo he recibido ¿Por qué sucede esto? ¿Es normal?»  Esta pregunta se la hace a menudo el contribuyente cuando cuando le sale una declaración a devolver pero no recibe el ingreso pasado cierto tiempo.

Esto puede darse por diversas causas pero, lo primero que hay que tener claro es que la devolución no tiene porque ser “inmediata”, es decir, la Agencia Tributaria tiene de plazo hasta el 31 de diciembre para efectuar la devolución, lo que no necesariamente indica que hay errores o problemas. Si la devolución es posterior, es decir, te devuelven pasado el 31 de diciembre, pueden reclamarse intereses de demora.

Cuando esto ocurre, puede deberse a que la Agencia Tributaria retrase el pago porque está revisando tu declaración; esto puede deberse a la inclusión de deducciones que en declaraciones anteriores no existían, o que se hubieran producido cambios en las circunstancias personales del contribuyente que provoquen a su vez cambios en el resultado (por ejemplo, el nacimiento de un hijo o un cambio de residencia), entre otros factores.

Consulta el estado de tu declaración

Si tu devolución no llega, puedes consultar el estado de tu declaración a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria. Así, podremos comprobar si la declaración está “tramitada”, o si por el contrario, tiene incidencias. Son estos los casos, en los que podrían existir discrepancias entre lo declarado por el contribuyente y los datos que maneje o interprete la Agencia Tributaria.

No obstante, en cualquiera de los casos, la Agencia Tributaria no tiene obligación de efectuar la devolución antes del 31 de diciembre, y si lo hiciera con posterioridad, devengará intereses de demora.

Cano Ruiz estrena página web

Al igual que cuando compras un coche se lleva un tiempo oliendo a nuevo, en Cano Ruiz estamos días con ese peculiar olor a nuevo a todas horas. Y es que como puedes leer en estas líneas, estamos estrenando nuestra nueva página web.

Una página web que además de llevar la cuidada línea de sencillez que queremos seguir, posee las últimas novedades en cuanto a diseño web se refiere al tratarse de un sitio web responsivo. Es decir, se adapta para poder ser visualizada tanto desde el clásico ordenador como a los actuales dispositivos móviles, tablets e incluso televisiones.

Y además, un blog

En Cano Ruiz teníamos como uno de nuestros objetivos en cuanto al sitio web se refiere la creación de un blog como el que ahora estás leyendo. Un lugar donde no sólo puedas encontrar publicaciones sobre nosotros o nuestras actividades sino que se convierta en un lugar de encuentro tanto de nuestro ámbito como de nuestros clientes.

Actualidad, consejos y, por qué no, casos donde tú mismo puedas ser el protagonista de nuestro blog.

Nueva web de Cano Ruiz

Identidad, logo, colores, secciones, definición de los servicios que ofrecemos… Todo absolutamente nuevo para poner en pie este proyecto que nos apasiona y que esperamos que acojas con un gran recibimiento.