Todo lo que necesitas saber sobre el modelo 347 en 2021

Aunque con el fin del mes de enero parece que acaba uno de los periodos más temidos o de mayor intensidad en el sector de las asesorías fiscales en Sevilla, no todo queda finalizado ya que al llegar febrero nos enfrentamos a una nueva declaración informativa, la declaración anual de operaciones con terceras personas, es decir, el modelo 347. Si bien desde hace algún tiempo se lleva planteando la opción de modificar su fecha de presentación para adelantarlo a enero y así, homogeneizar todas las declaraciones de resumen anual, pero hasta que eso ocurra, seguimos teniendo que realizar esta presentación en el mes de febrero. Si quieres saber si estás obligado a presentarlo y cómo tienes que hacerlo, quédate con nosotros y lee este artículo.


¿Qué es el modelo 347?

El modelo 347 es una declaración informativa, es decir, no tiene afectación ni liquidación económica, pero obligatorio siempre y cuando hayas realizado operaciones que, en cómputo anual y por cada uno de los clientes o proveedores, haya superado 3.005,06 euros, siempre y cuando no se declare en otro modelo.

Por ejemplo, durante el ejercicio, has vendido parte de tus productos o servicios por un total de 3.100 euros a tu cliente CLIENTESA. Además, ejerces tu actividad en un local alquilado a INMOBASA por el que pagas, anualmente, 4.200 euros. Las operaciones con CLIENTASA habrán de incluirse en el modelo 347 por superar el importe indicado, no obstante, las operaciones con INMOBASA no tendrán que ser informadas en este modelo porque, al estar sujetas a retención, han sido declaradas trimestralmente en el modelo 115 y, además, se ha incluido en el modelo 180.


¿Estoy obligado a presentar el modelo 347?

Todo lo que necesitas saber sobre el modelo 347 en 2021

Como hemos adelantado anteriormente, en principio, todo autónomo o sociedad (o entidad) que tenga operaciones con terceros que superen 3.005,06 euros está obligado a presentar esta declaración informativa. Sin embargo, en ocasiones se dan ciertas circunstancias que nos evitan la obligación de presentar dicho modelo. Son las siguientes:

  • Que no se tenga en España la sede de la actividad, un establecimiento permanente o el domicilio fiscal.
  • Que seas autónomo o entidad en régimen de atribución de rentas que tributa en I.R.P.F. en módulos (estimación objetiva) y en I.V.A. por el régimen simplificado, régimen especial de agricultura, ganadería y pesca o por recargo de equivalencia.
  • Que estés inscrito en el registro de devolución mensual de I.V.A. y, por tanto, incluyes estas operaciones en el modelo 340.
  • Que hayas realizado exclusivamente las operaciones no sometidas al deber de declaración incluidas en el artículo 33 Del Real Decreto 1065/2007.

¿Cuándo se presenta?

El modelo 347 ha de presentarse durante el mes de febrero del año siguiente al ejercicio fiscal al que corresponde. Por tanto, en este caso, el plazo para presentar el modelo 347 correspondiente al ejercicio 2020 finaliza el próximo 1 de marzo de 2021, fecha hasta la que se alarga el plazo al ser inhábil el último día de presentación teórica de este modelo (es decir, el domingo 28 de febrero).


Operaciones a incluir

Tendremos que incluir en esta declaración todas las adquisiciones y entregas de bienes, así como las prestaciones de servicios,independientemente de que estén sujetas o exentas, salvo en los casos que estén incluidas en otros modelos, como comentamos anteriormente.

Para ello, se suman todas las facturas recibidas de un proveedor o emitidas a un cliente, incluyendo la cuota de I.V.A., y, siempre que dicha suma supere 3.005,06 euros, habrá de incluirse en la declaración.

Aunque es un modelo que asusta a muchos, pues la información que se contiene en la declaración es muy importante para la Administración Tributaria y, en muchas ocasiones, es la que hace saltar las alarmas de que algo se ha hecho mal, si tienes tus cuentas claras no tienes nada que temer, pues su cumplimentación no es demasiado compleja. Pero, sin duda, lo mejor para que no se escape nada, es contar con un servicio de asesoría que se encargue de comprobar todos los datos. Si no cuentas con ella, puedes ponerte en contacto con nosotros aquí.

Calendario del contribuyente febrero 2021 (Infografía)

Cada año, tras brindar por el año nuevo, Hacienda nos da acceso al calendario del contribuyente para los próximos 365 días. Te presentamos las fechas clave del mes de febrero de 2021.

El mes de enero, junto al de julio, es una verdadera cuesta para asesores y empresarios. Sin embargo, este 2021 ha querido que el último día para presentar los impuestos del último trimestre de 2020, así como los resúmenes anuales de dicho ejercicio, puedan presentarse hasta el 1 de febrero (por ser inhábil el 30 de enero).

Os dejamos con las fechas a tener en cuenta durante este mes de febrero de 2021, y para que los puedas tener siempre a mano, te los traemos en unas sencillas infografías que puedes descargar en tu dispositivo.

Podrán presentarse hasta el 1 de febrero de 2021 los siguientes impuestos y modelos:

Calendario del contribuyente febrero 2021

Por su parte, os mostramos los impuestos a presentar hasta el día 22 de febrero son los siguientes:

Calendario del contribuyente febrero 2021

Como ves, los impuestos a presentar son muchos, no solo los más conocidos por todos como el IVA o el Impuesto sobre Sociedades, pero… ¡no te asustes! No todas las empresas y profesionales están obligados a presentar todos estos modelos. 

Si tienes duda de si tú o tu sociedad está obligado a presentar alguno de estos impuestos, te animamos a que nos lo consultes sin compromiso en nuestro formulario de contacto, que puedes encontrarlo aquí.

La ampliación de los ERTE ante la situación sanitaria actual (enero 2021)

El Gobierno ha publicado el Real Decreto – Ley 2/2021, de 26 de enero, de refuerzo y consolidación de medidas sociales en defensa del empleo, que viene a prorrogar las ayudas a autónomos y los ERTE que se venían aplicando a raíz de la crisis sanitaria de la COVID-19.

Si quieres conocer las novedades respecto a los ERTE, sigue leyendo este artículo. Pero si lo que te interesa es conocer la ampliación del cese de actividad para los autónomos, lee aquí.

Como te hemos adelantado, las actuales ayudas, que deberían de finalizar el próximo 31 de enero, se mantienen con el mismo grado de protección que hasta ahora, alargando su duración hasta, de momento, el 31 de mayo de 2021.

Además, a partir del mes de febrero, y de acuerdo con lo establecido en el mencionado Real – Ley 2/2021, las modalidades de ERTE a aplicar son las mismas que se venían aplicando hasta ahora, es decir:

  • ERTE de limitación, dirigidos a las empresas que han visto reducida parcialmente su actividad a causa de la aplicación de medidas sanitarias para la contención de la pandemia (por ejemplo, las reducciones horarias o de aforo);
  • ERTE de impedimento, aplicable en aquellas empresas en las que ha habido una limitación total de la actividad como consecuencia de las medidas adoptadas para el control de la COVID-19;
  • ERTE para los sectores ultraprotegidos y empresas vinculadas a la cadena de valor.

Si tu empresa ya está afectada por un ERTE a 31 de enero de 2021, se prorrogará automáticamente, sin que se precisen nuevas autorizaciones administrativas. Además, podrás optar por cambiar la modalidad de ERTE, con la única condición de reunir los requisitos para acceder al mismo, pero sin necesidad de tramitar un nuevo expediente, siendo suficiente con remitir una comunicación dirigida tanto a los representantes de los trabajadores como a la autoridad laboral en el que se indique, de forma motivada, que se opta por cambiar la modalidad de ERTE aplicable. Unido a todo ello, tampoco es necesario que remitir una nueva solicitud colectiva de prestaciones al SEPE.

Es importante destacar que se mantiene la cláusula de salvaguarda del empleo. En suma, se prohíben los despidos, la interrupción de contratos temporales, el reparto de dividendos, la realización de horas extraordinarias y la externalización.


¿Qué pasa con las cuotas de la Seguridad Social?

Respecto a las exoneraciones en las cotizaciones a la Seguridad Social que se venían aplicando, se mantienen de la misma manera. Por tanto, son las siguientes:

  • Sectores ultraprotegidos y empresas de la cadena valor: 85% para empresas con menos de 50 trabajadores y 75% si hay más de 50 trabajadores.
  • ERTE por impedimento: 100% si tiene menos de 50 trabajadores, y 90% en caso de tener más de 50 trabajadores.

Destacar, además, en este apartado, que las exoneraciones son decrecientes, es decir, para empresas de menos de 50 trabajadores serán de 100% en febrero, 90% en marzo, 85% en abril y 80% en mayo; mientras que para las empresas de más de 50 trabajadores los porcentajes serán del 90, 80, 75 y 70, respectivamente.


¿Cuáles son los sectores ultraprotegidos?

Otra de las novedades introducidas por el RDL 2/2021 es que se han modificado los requisitos para considerar un sector como ultraprotegido, incluyéndose las empresas cuyo CNAE no ha recuperado el 70% de la actividad. De este modo, la lista de sectores ultraprotegidos pasa de 42 a 47.


¿Y los trabajadores?

Si eres trabajador, sin duda lo que más te interesa, además de la buena marcha de tu empresa, es lo que te afecta a tus intereses propios. Pues bien, el RDL 2/2021 no ha traído cambios a este respecto, en sentido de que los trabajadores pueden acceder a la prestación sin período de carencia y sin que compute el plazo consumido hasta enero de 2022.

La prestación equivale al 70% de la base reguladora y se mantienen, además, los beneficios de los trabajadores fijos discontinuos.

Por el momento, y a grandes rasgos, estas son las medidas aprobadas que, en resumidas cuentas, consiste en ampliar las medidas que ya se venían aplicando hasta el 31 de mayo de 2021, pudiendo, en su caso, cambiar la modalidad de ERTE que se venía aplicando hasta enero de 2021.


Pero, ¿y si mi empresa no está afectada por un ERTE a 31 de enero?

Si aún hay algún empresario afortunado que no ha tenido que tirar de la figura del ERTE para sacar adelante su negocio, podrá acceder solamente a las siguientes modalidades de ERTE:

  • ERTE por impedimento,
  • ERTE por limitación,
  • ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción.

No sabemos si estas medidas son las mejores ni si son la solución, pero sin duda son las únicas de las que disponemos ahora mismo para intentar que nuestros negocios sigan funcionando.

Recuerda que si lo que te interesa es conocer las novedades acerca del cese de actividad de los autónomos, puedes leer este artículo.

¡Ánimo, PYMES!

La ampliación del cese de actividad para autónomos ante la situación sanitaria actual (enero 2021)

El Gobierno ha publicado el Real Decreto – Ley 2/2021, de 26 de enero, de refuerzo y consolidación de medidas sociales en defensa del empleo, que viene a prorrogar las ayudas a autónomos y los ERTE que se venían aplicando a raíz de la crisis sanitaria de la COVID-19.

Si quieres conocer las novedades respecto al cese de actividad, sigue leyendo este artículo. Pero si lo que te interesa es conocer la ampliación de los ERTE, lee aquí.

Los autónomos no habéis parado de reclamar más medidas y ayudas para sobrevivir durante esta crisis sanitaria y económica que os ahoga. Y parece que, al menos en parte, las presiones de las organizaciones de autónomos han hecho efecto, por lo que el RDL 2/2021 recoge algunas medidas que pretenden ayudar a los autónomos en su actividad.

El cese de actividad a consecuencia de las medidas adoptadas para la contención de la pandemia que venían percibiendo algunos autónomos tenía como fecha de caducidad el próximo 31 de enero. Con el acuerdo adoptado, se amplía el plazo hasta el 31 de mayo de 2021. De este modo, si venías cobrando la prestación por cese ordinario, se prorrogará de forma automática, mientras que si se trata de la prestación extraordinaria o la prestación por reducción de la facturación, tendrás que solicitar su prórroga a la Mutua.

Otra de las medidas adoptadas se refiere a los requisitos para acceder a la prestación, Desde la entrada en vigor del RDL 2/2021 podrán solicitar el cese los autónomos que vean reducida su facturación en el primer semestre de 2021 un 50% (antes se exigía el 75%) respecto del segundo semestre de 2019.

En la anterior prestación era una exigencia haber sido beneficiario previamente, por lo que muchos autónomos que disfrutaron de la baja por maternidad/paternidad o estuvieron inmersos en una situación de incapacidad temporal durante los meses de marzo a junio, no pudieron acceder a ella. En esta ocasión, uno de los acuerdos adoptados es precisamente la eliminación de este requisito. Por tanto, podrás acceder a la prestación aunque no fueses beneficiario durante los meses de marzo a junio de 2020.

Respecto a la cuota de autónomos encontramos dos medidas:

  • en primer lugar, la exoneración del 100% de la cuota para los autónomos que accedan a la prestación;
  • en segundo lugar, la paralización, al menos hasta final de mayo, de la subida de la cuota de autónomo que estaba prevista para 2021.

Finalmente, para los autónomos de temporada, se reduce a dos meses el periodo que deben estar de alta en la Seguridad Social para poder acceder a la prestación,

Suficientes o no, es algo que os dejamos valorar a vosotros mismos.

Recuerda que si lo que te interesa es conocer las novedades acerca del cese de actividad de los autónomos, puedes leer este artículo.

¡Ánimo, autónomos!

El mejor premio es compartirlo

“El mejor premio es compartirlo”, así reza año tras año el eslogan del famoso anuncio de la lotería. Pero, ¿de verdad es una buena idea compartir el premio de la lotería? No, no somos egoístas y no queremos que dejes de compartir tu décimo con tu gente, solo queremos enseñarte la mejor forma de hacerlo.

Cada año el anuncio de la lotería es un evento que anuncia la llegada de la Navidad, todos esperamos con ilusión conocer de qué trata el anuncio que, más que anuncio, se convierte en un cortometraje. Pero, cuente lo que cuenta historia, siempre siguiendo el mismo hilo: la ilusión de compartir el décimo y, sobre todo, el premio.

Unido a eso, hay otro evento que a mí, personalmente, me apasiona: el telediario del día 22 de diciembre. Defecto de profesión o frikada de fiscalista, llamadlo como queráis, pero cada vez que una persona afortunada cuenta públicamente que va a compartir su premio con primo pienso: “¡Ay, amigo! Como no lo tengas bien atado…”.

Ya sabes que cuando a ti te toca un premio, siempre, siempre, hay dos ganadores, pues un pico se lo lleva Hacienda, como te hemos contado aquí. Pero además, darle una parte a tu primo puede hacerte pagar más impuestos si no lo haces bien. Lo más importante es que de verdad el décimo sea compartido, es decir, como tu primo vive en Madrid y tú en Sevilla, quedáis en que él compra un décimo en Doña Manolita mientras tú compras otro en El Gato Negro, y pactáis jugarlo a medias. O hablas con tus tres hermanos que vas a comprar un décimo de esa asociación con la que colaboras y cada uno paga una cuarta parte del mismo.


Llega el día 22 de diciembre y… ¡Te ha tocado!

Te toca el premio -nótese que hablamos de premios importantes, como te explicamos en este artículo- y vas a cobrarlo. Vas a compartirlo con tu primo pero no comentas nada, sino que cobras tu premio y, posteriormente le das una cantidad a tu primo. ¡Error! Si haces eso tendréis que pagar dos veces a la Administración Pública: primero pagarás tú por haber sido agraciado con el premio de la lotería y, posteriormente, habrá que pagar por la donación de dinero que estás haciendo a tu primo.


¿Cómo evitar pagar el Impuesto sobre Donaciones con la lotería?

En primer lugar, como ya te hemos dicho antes, que sea verdad que habéis pagado cada uno una parte del premio, no tiene por qué ser a medias, perfectamente puedes jugar tú un 75% del décimo y tu primo el 25% restante (o cualquier otro combinación que se te ocurra).

Pero hay una cosa que muchas veces se olvida y que puede ser crucial: la prueba de que estáis compartiendo vuestra participación en la lotería. No hace falta muchas parafernalias, basta con un whatsapp, email o documento escrito en el que pongáis el número que jugáis y cómo lo jugáis. De este modo, cuando acudáis a cobrar vuestro apreciado premio, la entidad bancaria se encargará de indicar qué parte del premio corresponde a cada uno. Así no existe una donación sino que, verdaderamente, estáis participando ambos en el mismo premio.

Ya sabes: juega a la lotería, comparte – ¡ojalá te toque!-, pero ten todo bien atado para que no te toque pagar de más. Y si con este artículo no te queda claro, contacta con nosotros en este enlace.

¡Feliz lotería!

Y si cae aquí… ¿Qué hacemos con Hacienda?

Llegan las fiestas navideñas y nuestro alrededor se llena de sorteos de cestas de Navidad y, como no, de la Lotería de Navidad.

Está claro que cuando uno participa en un sorteo, del tipo que sea, lo hace con la ilusión de ganar un suculento premio. No obstante, y tal como se ha dado a conocer en varios medios en los últimos días, el desconocimiento acerca de las leyes tributarias ha hecho que, en ocasiones, el premio haya resultado un calvario para el desafortunado.

Además, se ha publicado que si eres premiado con una cesta de productos navideños, tendrás que pagar impuestos a la Administración Tributaria. Esto no es nada nuevo, otro tema es que nunca lo hayamos hecho.

Participes en el sorteo que participes, si resultas premiados tienes que saber lo siguiente:

  • Premios derivados de Loterías y Apuestas del Estado, Cruz Roja Española, Once, y sus análogos dentro de la Unión Europea. Si el importe del premio es inferior a 40.000 euros, por regla general, está exento (habría que tener en cuenta el importe de la apuesta). Por su parte; si el premio excede de la mencionada cantidad, el tipo de gravamen será del 20%. Esta cantidad exenta de tributación ha cambiado y aumentado exponencialmente en los últimos años, ya que hasta hace poco la parte exenta era solo 2.500 euros, llegó a 20.000 en 2019 y se situó en esta franja actual de los 40.000 primeros euros exentos desde el 1 de enero de 2020.

De este modo, si has obtenido un premio de 100.000 euros, los primeros 40.000 euros están exentos, pero los 60.000 euros restantes tributarán al 20%.Sin embargo si el premio fuera inferior a esa cifra antes mencionada de 40.000 euros, estaría exento por completo.

En estos casos, lo habitual es que sea la propia entidad que organiza el sorteo practique la retención, por lo que no tendrás que realizar una autoliquidación exclusivamente por este concepto.

Premios derivados de la participación en juegos, concursos, rifas o combinaciones aleatorias. Es en este apartado donde tienen cabida las famosas cestas de Navidad. Si el importe del premio es inferior a 300 euros, está exento de tributación. También gozan de exención los premios derivados de bingos, casinos, boletos y máquinas recreativas. En este caso, debemos diferenciar cuando se trata de premios en metálico y premios en especie:

  •  Metálico: el tratamiento es similar al de los premios de Loterías, salvo que en este caso el importe exento es de 300 euros.
  • Especie: en este caso se distinguen dos situaciones:
    • Que el premiado haya soportado la retención: en este caso, la base estará formada por el valor del premio.
    • Que el pagador haya soportado la retención: en cuyo caso habrá que incrementar en un 20% el valor del premio para obtener la base.

Por último, indicar que a efectos de la declaración de la renta (IRPF), son ganancias patrimoniales, que se incluyen en la base imponible general.

Espero que con este artículo pierdas miedo a ser el ganador y que, si en los próximos días eres de los afortunados que gana un premio, disfrutes de él, porque ganar siempre es bueno, aunque nos toque compartir con Hacienda.

La limitación de los pagos en efectivo

El pasado 13 de octubre se aprobó el proyecto de Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, el cual reducirá la posibilidad de realizar pagos en efectivo entre empresarios de 2.500 €, a tan solo 1.000 €.

Hacienda quiere controlar los movimientos todo lo posible en su lucha contra el fraude fiscal y aunque ya tenía acceso a las cuentas corriente y tenía información de las entidades financieras, con esta reducción pone cerco aún más estrecho a este asunto.

La intención del Gobierno es reducir al mínimo este tipo de operaciones, incluso planteando reducir también los pagos entre particulares (aunque en este caso sigue manteniendo el límite de 2.500 €). La creciente proliferación de pagos por medios digitales hace, además, que los pagos en efectivo estén cada vez más en desuso. No tenemos aún muy claro desde cuándo será aplicable, ya que es solo la aprobación de un proyecto de ley. Tendremos que esperar a que la ley definitiva, tras ser aprobada por el Congreso, sea publicada en el BOE.


Sanciones y limitación

La actual limitación de pagos en efectivo se recoge en el artículo 7 de la Ley 7/2012, de 29 de octubre. Hasta la entrada en vigor de la nueva ley, no podrán pagarse en efectivo operaciones en las que una de las partes actúe como empresario o profesional y supere los 2.500 €. Esta cantidad puede llegar a los 15.000 € (o su contravalor en moneda extranjera) en los casos que el pagador pueda justificar que no posee domicilio fiscal en España, siempre y cuando no sea empresario o profesional.

En cuanto a la sanción, se considerará infracción grave y responderán solidariamente tanto pagador como receptor, siendo la base de la sanción la cuantía pagada en efectivo. La multa será del 25% de la base de la sanción.


Información entidades bancarias

Para poner cerco a este tipo de operaciones, el Gobierno solicita a las entidades financieras una colaboración y una serie de informaciones que les facilite poder llevar a cabo el control de estas actuaciones. De esta forma, Hacienda podrá solicitar y revisar los movimientos bancarios siempre que existan sospechas en cuanto a los movimientos o incluso al propio origen del dinero. Asimismo, las entidades financieras deberán informar, tanto de las operaciones como de las personas que las realizan cuando superen los 10.000 €, cuando existan los cobros o pagos superiores a 3.000 € y las transacciones con billetes de 500 €.

Ayudas COVID-19 para autónomos en Andalucía

Los autónomos están sufriendo gravemente la crisis económica originada por la pandemia, por lo que algunas autonomías están aprobando ayudas para ese colectivo. Te explicamos las aprobadas por la Junta de Andalucía en este artículo.

La situación sanitaria en la que se encuentra nuestro país está afectando a todos los ciudadanos en cualquier ámbito, y el económico y empresarial, evidentemente, no iba a quedarse fuera. Pequeñas empresas y autónomos de diferentes sectores están viendo cómo sus negocios están siendo gravemente golpeados, siendo complicado prosperar o incluso mantener vivo el mismo.

Por ello, la Junta de Andalucía ha puesto en marcha una línea de ayudas y subvenciones para aquellos trabajadores autónomos y por cuenta propia que se hayan visto afectados por la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y por el estado de alarma decretado para ayudar a la contención del mismo. Con esta ayuda, la Junta  pretende ayudar a los autónomos de Andalucía a paliar su situación económica, y ayudar así al mantenimiento de las actividades y del empleo y evitando el cese definitivo de los negocios. Esta medida contará con un presupuesto de 80 millones de euros, y la cuantía que podrán percibir los autónomos que sean beneficiarios será un pago único de 1.000 euros.


Plazo de solicitud

Los autónomos podrán presentar la solicitud por vía telemática, siempre y cuando dispongan de certificado digital reconocido y admitido por la administración para la utilización de estos trámites.

El plazo para presentarlo será de 10 días naturales desde la publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el extracto de la convocatoria de esta línea de ayudas y subvenciones, reguladas en el Decreto-ley 29/2020, de 17 de noviembre, por el que se establecen medidas urgentes para el mantenimiento de la actividad de determinados sectores económicos, y de apoyo tributario al sector del juego como consecuencia de la situación ocasionada por el coronavirus (COVID-19), y se implanta la plataforma de gestión de datos de Centros de Servicios Sociales. Por tanto, dicho plazo de presentación se extiende desde el 20 de noviembre de 2020 hasta las 23:59h horas del día 29 de noviembre de 2020.


Actividades incluidas

En un principio, esta línea de ayudas económicas iban encaminadas a las actividades que, inicialmente, a criterio de la Junta de Andalucía, más afectadas se están viendo por la situación. Siguiendo esta idea y este criterio, las actividades incluidas eran las relacionadas con los sectores la hostelería, turismo, sector del taxi, comercio, servicios de peluquería y feriantes. Posteriormente, se publicó un anexo en el que añadieron e incluyeron nuevas actividades, como la fotografía, pintores, escultores, papelerías, agencias de viaje, artes escénicas, actividades sanitarias o moda flamenca, entre otras.

Serán por tanto subvencionables, todas las actividades que aparezcan en el listado proporcionado por la Junta de Andalucía, en función de su epígrafe o bien del Impuesto de Actividades Económicas, o bien CNAE.


Requisitos

Además de comprobar si el epígrafe tiene correspondencia en la lista de actividades subvencionables, hay que cumplir otros requisitos. El principal es que ser trabajador por cuenta propia o autónomas, con domicilio fiscal en Andalucía y haber estado de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, en la fecha de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, y mantener dicha alta el día del inicio del plazo de presentación de solicitudes.

Del mismo modo, las personas beneficiarias estarán obligadas a mantener su condición de persona trabajadora por cuenta propia o autónoma, continuando de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores Autónomos ininterrumpidamente durante, al menos, tres meses a contar desde el día siguiente a aquél en que se inicie el plazo de presentación de solicitudes.

Además, deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • Que a la fecha en la que se inicie el plazo de presentación de solicitudes desarrollen una actividad identificada de acuerdo con alguno de los códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) incluidos en la lista publicada por la Junta de Andalucía,o en su caso, especialmente para los feriantes, en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE).
  • Que no sean beneficiarias de cualquiera de las prestaciones extraordinarias de cese de actividad reguladas en los artículos 13 y 14 del Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo, de la prestación de cese de actividad compatible con el trabajo por cuenta propia o de la prórroga de las prestaciones ya causadas al amparo del artículo 9 del Real Decreto- Ley 24/2020, de 26 de junio, de medidas sociales de reactivación del empleo y protección del trabajo autónomo y de competitividad del sector industrial, reguladas en la disposición adicional cuarta del mencionado Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre.
  • No ser beneficiaria de una prestación por cese de actividad en los términos recogidos en el párrafo anterior de este apartado, así como, la obligación de comunicarlo al órgano gestor de obtenerse esta condición con posterioridad a la fecha de presentación de la correspondiente solicitud, de conformidad con lo dispuesto en el apartado 2 del artículo 7, se manifestará mediante declaración responsable emitida y suscrita por la persona interesada que la realiza, bajo su responsabilidad, en el formulario de solicitud, sin perjuicio de que pueda ser objeto de comprobación.

Que si IAE, que si CNAE… sabemos que a veces puede resultar un lío, así que no pierdas la oportunidad de acceder a esta subvención y contacta con nosotros, estaremos encantados de explicarte todo y presentar tu solicitud. ¿A qué esperas? ¡Que hay pocos días! Llama o escribe aquí.

La reducción (temporal) en el I.V.A. de las mascarillas

El Gobierno ha cedido a la presión mediática y, finalmente, ha decidido bajar el I.V.A. a las mascarillas quirúrgicas desechables, y desde tu asesoría fiscal en Sevilla te lo explicamos todo de manera sencilla.

Las mascarillas se han convertido, desde la aparición del COVID-19, en un elemento indispensable -de hecho, obligatorio para el tránsito de personas- en todas las casas españolas. Sin embargo, no estaba considerado un bien esencial, aplicándose por tanto el tipo de I.V.A. normal, es decir, el 21%. Sin duda, la obligatoriedad en el uso de las mascarillas para evitar la propagación del COVID-19 convierte a las mascarillas en un bien esencial y, por ello, desde distintas plataformas se ha solicitado de manera insistente la bajada del tipo de I.V.A. Tras esta bajada pasará al tipo superreducido que actualmente en nuestro país se sitúa en el 4%.


¿Cuándo entra en vigor?

El Real-Decreto fue aprobado el día 17 de noviembre de 2020 en Consejo de Ministros, para entrar en vigor un día después tras la publicación oficial en el B.O.E.

Sin embargo, esta bajada no será definitiva, sino una adecuación temporal a la situación transitoria que vive el país. De esta forma, este producto mantendrá esta consideración y, por tanto, este tipo de I.V.A. superreducido (4%) hasta finales de 2021.

Esta decisión ha traído polémica y dudas sobre la conveniencia o no del cambio de tributación del producto al existir ciertas dudas respecto a si la normativa comunitaria permitía esta reducción para mascarillas vendidas a particulares. Realmente, esta normativa lo impide pero la Comisión Europea ha informado que no abrirá procedimiento sancionador al respecto, ni se opondrá de ninguna forma a esta modificación, que ya había tenido lugar en meses anteriores en la mayoría de países europeos.


Rebaja del precio máximo

Tras la bajada del I.V.A. a aplicar en este tipo de productos, aparecía otro problema, ya que la bajada de I.V.A. no significa directamente la disminución del precio y por tanto, un ahorro. La Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos (CIPM) hizo frente a este problema y ha reducido también el precio máximo, situado hasta ese momento en 0,96€ (precio que se fijó en el mes de abril). Se sitúa el precio máximo en 0,72 € lo que supone, junto a la reducción del I.V.A.,  una rebaja en el precio final de un 25%. Por tanto, estaba bajada de precio supone un ahorro y un descenso en el coste para las familias, lo que facilitará el acceso a este bien.

No obstante, cabe recalcar que lo que se fija es el precio máximo, por lo que ningún comercio puede vender mascarillas quirúrgicas por encima de 0,72 €, pero esto no significa que tengan que fijar ese precio, pudiendo ofrecer al cliente mascarillas quirúrgicas por debajo de 72 céntimos de euro.

La necesidad de disponer de un certificado digital

Si algo nos ha enseñado la pandemia es que, en general, los ciudadanos estamos poco preparados para la realización de trámites a través de internet. En este artículo te explicamos qué es un certificado digital y por qué es tan importante tener uno.

Tener un certificado digital es básico en esta era. Y aunque no lo creas, tú tienes uno siempre en tu cartera: el DNI. Pero claro, ¿quién recuerda la clave del DNI? Y, sobre todo, ¿quién dispone en su casa de un dispositivo de lectura del mismo? Pocos, muy pocos. Por eso te damos otra alternativa para acceder a todos los trámites online de las distintas Administraciones Públicas: solicitar un certificado electrónico o digital. 

Si tienes una empresa, estás muy familiarizado con el certificado, pues con la entrada en vigor de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, las personas jurídicas están obligadas a relacionarse por medios electrónicos con las Administraciones Públicas obligación que, poco a poco, se prevé que se vaya ampliando pero, sin duda, la pandemia ha acelerado la necesidad de disponer del certificado digital.


Pero, ¿qué es el certificado digital? 

Qué es el certificado digital y cómo conseguirlo en Sevilla

Pues no es más que un documento digital que recoge todos los datos del usuario, permitiendo la firma electrónica de documentos con toda validez legal y asegurando completamente la identidad de la persona firmante.


¿Cómo se solicita?

Para obtener un certificado digital hay que acceder a la página web de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre y seguir los pasos que en ella se indica. 

  1. Verifica que tu dispositivo tiene la configuración adecuada según las indicaciones de la propia web de la FNMT.
  2. Descarga el certificado. Es imprescindible que todo el proceso se realice desde el mismo dispositivo y que no se realicen cambios hasta la finalización del proceso, por lo que no formatees el equipo ni hagas ningún tipo de cambio hasta que no tengas tu certificado instalado y custodiado.
  3. Cuando descargas el certificado se te pedirán tus datos identificativos y, posteriormente, a tu email llegará un correo con una clave. ¡No la pierdas!
  4. Con tu DNI y el código recibido, tienes que acudir a una de las oficinas habilitadas para acreditar tu identidad. Puedes consultar las oficinas habilitadas al efecto aquí. Pero, ¡ojo! No pierdas de vista las recomendaciones a causa de la Covid-19 pues, si bien antes había organismos en los que podías acreditar tu identidad sin necesidad de cita previa, pero las medidas sanitarias obligan a que tengas que pedir cita previa antes de acudir a cualquiera de los organismos.
  5. Es hora de volver a tu ordenador y descargar el certificado. Recuerda utilizar una clave segura pero que puedas recordar. Si la olvidas, tendrás que volver a sacar un nuevo certificado. Cuando exportes tu certificado, marca siempre la opción “marcar esta clave como exportable” pues, de otro modo, tu certificado puede quedar inutilizable. No olvides custodiar de forma segura tu certificado, y ten siempre una copia de seguridad, así podrás instalarlo en el equipo que más te convenga en cada ocasión.

Ahora que ya tienes tu certificado, ¿sabes para qué puedes utilizarlo? 

Tu certificado de persona física se puede usar, entre otras cosas, para:

  • Presentación y liquidación de impuestos.
  • Presentación de recursos y reclamaciones.
  • Cumplimentación de los datos del censo de población y viviendas.
  • Consulta e inscripción en el padrón municipal.
  • Consulta de multas de circulación.
  • Consulta y trámites para solicitud de subvenciones.
  • Consulta de asignación de colegios electorales.
  • Firma electrónica de documentos y formularios oficiales.
  • Consulta de datos médicos y medicación prescrita.
  • Solicitud de prestaciones por desempleo.

Sin duda, disponer de un certificado digital facilita mucho las cosas siempre, pero más en estos momentos en los que las Administraciones Públicas están colapsadas. Por eso, te recomendamos que si no dispones de uno, no pierdas el tiempo y corras a solicitar e instalar tu certificado digital. Y si todo te suena a chino, contacta con nosotros y realizaremos todos los pasos para la solicitud e instalación de tu certificado, solo tendrás que ir a acreditar tu identidad (¡lo único que no podemos hacer por ti! :D).